Vuelve la época de los manifiestos

En París se acaba de lanzar un manifiesto titulado La Creciente Poética, he aquí la foto de sus participantes.

manifiesto1

En términos de poesía han existidos manifiestos afortunados como es el caso del manifiesto surrealista lanzado en 1924. Breton lo define como expresión de un automatismo síquico que se expresa verbalmente o por escrito, como la forma real del funcionamiento del pensamiento. Otro texto del mismo carácter, fue el que en 18 de septiembre de 1886 publicara el poeta Papadimantopoulos, mejor conocido como Jean Moréas y publicado en Le Figaro con titulación de manifiesto Simbolista. En hilo aparece el manifiesto Futurista escrito por Filippo Tommaso Marinetti, publicado el 20 de febrero en Le Figaro. El 14 de julio de 1916, Hugo Ball presentó un manuscrito que leyó el mismo día en el Waag Hall en Zurich, conocido hoy como manifiesto Dada. En 1958, el poeta Gonzalo Arango en Colombia, presenta el manifiesto de los Nadaístas. Son incontables distintas declaraciones canónicas que bajo diferentes parámetros estéticos se trazan un objetivo, en el caso de la Creciente Poética, su esencia es ecológica en defensa del planeta, lo más indicado es que el lector se empape directamente leyendo su manifiesto que reproducimos a continuación.

« Creciente poética»

Por un mundo sin muros ni barbarie

La voluntad insaciable y devastadora de los regentes del planeta nos asedia.
Su economía voraz, sembradora de odio, de guerras, de masacres, engendra la hambruna de pueblos enteros, fomenta divisiones mortíferas entre los hombres; arroja a los caminos poblaciones en desbandada, que los países poderosos hacinan en sus fronteras en centros de retención.

¡Qué los constructores de muros cada vez más numerosos lo sepan:

O habrá un mundo para todos o no lo habrá para nadie!

Las fronteras son cicatrices sobre la tierra que habitamos y los poetas hoy testimoniamos en todas las lenguas, en todas las latitudes, que otro rostro, que otra voz de nuestra humanidad, rechaza los discursos de la fatalidad y se levanta para contener la nueva barbarie en estos tiempos modernos.

¡Sí! Hoy una «creciente» va expandiéndose

Ella es el fruto de poetas, artistas, y de seres ávidos de belleza en las cimas de la fraternidad.
Ella tiene la fiebre de las palabras, de las imágenes, que sabrán derribar los muros de separación.
Ella posee la claridad interior del poema disipando la noche de la soberbia
Ella tiene los colores y los sonidos de las conjugaciones de nuestra hermandad frente a la bruma de los fragmentadores.

¡Sí! Una verdadera « creciente poética»

Se avizora en los actos creadores que suscitaremos entre todas las artes contra los muros visibles e invisibles de la nefasta “globalización”.
Nos inscribimos en las corrientes de alta mar que inspiran la acogida de los desposeídos y abren la danza de un pensamiento nómada a través de las culturas y las civilizaciones.
Experimentemos con gran alegría y espíritu colectivo, solidario, las acciones-intervenciones-performances que acrecentarán esta « creciente poética» de una tierra de hombres sin muros ni barbarie.

¡Confluyamos en creciente!

Primeros afluentes: Betancourt Alba, Betancourt Morales Andrés, Bustos Beltrán Carolina, Combes Francis, Gálvez Jorge, Pedro Kántaro, Muchnik José, Nájar Jorge, Sevilla Miguel Ángel, Tancelin Philippe, Torres Medina Jorge, Urrego María Stella…

Crue poétique »

Pour un monde sans murs ni barbarie

La volonté insatiable et dévastatrice des régisseurs de la planète nous encercle.
Leur économie vorace, semeuse de haine, de guerres, de massacres, affame des peuples entiers, fomente des divisions meurtrières entre les hommes, jette sur les routes des populations traquées en errance, que les pays nantis confinent à leurs portes dans des rassemblements concentrationnaires.

Que les bâtisseurs de murs de plus en plus nombreux entre les hommes, le sachent :

Oui ! Bien le monde est pour tous ou il ne sera pour personne.

Les frontières sont des cicatrices sur la terre que nous habitons et les poètes que nous sommes témoignons aujourd’hui, dans toutes les langues, sous toutes les latitudes, qu’un autre visage et qu’une autre voix de notre humanité refusent les discours de la fatalité et se lèvent pour faire obstacle à cette nouvelle barbarie des temps modernes.

Oui! Ce jour une « crue » va s’amplifiant

Elle est le fruit de poètes, d’artistes, et tous les êtres avides de beauté sur les hauteurs du partage entre tous.
Elle a la fièvre des mots, des images qui sauront consumer les murs de séparation
Elle a la clarté intérieure du poème dissipant la nuit des orgueils
Elle a les couleurs et les sons des conjugaisons de notre fraternité face au brouillard des diviseurs

Oui ! Une véritable « crue poétique »

S’annonce dans les actes créateurs que nous susciterons entre tous les arts contre les murs visibles et invisibles de la « globalisation » meurtrière.
Nous nous inscrivons dans ces vents du large qui soufflent l’accueil des démunis et ouvrent la danse d’une pensée nomade à travers les cultures, les civilisations.
Expérimentons à pleine joie et dans une dimension collective-solidaire les actions-interventions-performances qui sauront accompagner cette « crue poétique » d’une terre des hommes sans murs ni barbarie

Rejoignons-nous

Premières eaux  signataires: Betancourt Alba, Betancourt Morales Andrés, Bustos Beltrán Carolina, Combes Francis, Gálvez Jorge, Pedro Kántaro, Muchnik José, Nájar Jorge, Sevilla Miguel Angel, Tancelin Philippe, Torres Jorge, Urrego María Stella.

París 22 de marzo de 2018, por efer arocha

manifiesto2

manifiesto3

manifiesto4

manifiesto5

menu
menu